Reconstrucción mamaria

Según la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica y Estética), prácticamente el 100% de las mujeres puede optar a una reconstrucción mamaria post-mastectomía. No obstante, debido a la falta de información, sólo el 10-15% decide llevarla a cabo.

 

Este procedimiento quirúrgico es uno de los más seguros y gratificantes para la paciente, ya que el desarrollo de las nuevas técnicas permite como resultado una mama de muy similares características a la no operada. De esta forma, muchas pacientes se enfrentan a su enfermedad de una forma más positiva, además de mejorar la imagen y restaurar su calidad de vida.

 

QUIÉN Y DÓNDE. La reconstrucción de mama, tanto inmediata como diferida, forma parte del catálogo de prestaciones de la Sanidad Pública en todas las Comunidades Autónomas del territorio español. Y la mayoría de los seguros también incluyen, entre sus servicios, este tipo de intervención.

Es el cirujano plástico, por su formación, el especialista que posee los recursos técnicos y estéticos adecuados para reconstruir la mama con un aspecto natural.

Cuando una mujer es diagnosticada de cáncer de mama, debe informarse sobre las posibilidades de reconstrucción, y los especialistas que la tratarán durante el proceso (oncólogo, cirujano, cirujano plástico, etc.) deben coordinarse para desarrollar una estrategia que confluya en el mejor resultado posible.

 

TÉCNICAS. Existen diversas técnicas para llevar a cabo una reconstrucción de mama.

Técnicas autólogas: Son aquellas que utilizan tejidos y grasa de la propia paciente en lugar de implantes. Permiten crear una mama natural mediante la movilización o trasplante de tejidos del abdomen, espalda o nalgas. Estas técnicas son más complejas y deben ser llevadas a cabo por un cirujano plástico con experiencia en microcirugía. Entre sus ventajas se encuentra el resultado estético superior al de los implantes y la inexistencia de los posibles problemas relacionados con estos (formación de cápsula, infección de implante,etc), además de una sola intervención y la posibilidad de un beneficio añadido cuando se moviliza tejido del abdomen mejorando el contorno. Sin embargo, se trata de técnicas más complejas, que dejan mayor cicatriz y cuyo tiempo de recuperación es superior al de los implantes.

 

Técnicas de expansión cutánea: Su uso está más extendido debido a que se trata de una técnica menos compleja y más rápidas de realizar. Tras la mastectomía, se coloca un implante vacío, a modo de globo hinchable, debajo de la piel y músculo del pecho. Durante varias semanas y a través de una válvula, se va introduciendo en el globo una solución de suero salino hasta rellenar el expansor. De esta manera, la piel de la región del pecho va dando de sí de forma natural. Una vez alcanzado el tamaño preciso, se retira el globo y se sustituye por una prótesis mamaria definitiva. Ambas intervenciones se realizan con una estancia hospitalaria breve de entre uno y tres días.

 

RIESGOS. Los riesgos que estas técnicas conllevan son los propios de cualquier cirugía y deben ser conocidos por la paciente antes de someterse a cualquier operación. Entre ellos se encuentran: hematomas, cicatrices patológicas o problemas anestésicos que, aunque poco probables, siempre cabe una mínima posibilidad. Así mismo, según la SECPRE, las mujeres fumadoras deben saber que el tabaco puede ocasionar problemas de cicatrización y tener un periodo de recuperación más prolongado.

 

TRATAMIENTO DEL CÁNCER. Según la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) la reconstrucción es un procedimiento quirúrgico seguro que no altera la evolución de la enfermedad ni interfiere con el tratamiento de quimioterapia o radioterapia, aunque la enfermedad redicive. No obstante, si la mama ha sido reconstruida mediante implantes, las mamografías de control periódicas deben hacerse en un centro radiológico con experiencia en el uso de técnicas radiológicas para prótesis.

 

RESULTADO. Tras una reconstrucción mamaria, el resultado es definitivo y permite hacer una vida normal. En ocasiones pueden existir algunas diferencias de simetría con la mama no intervenida, pero estas diferencias suelen ser solo percibidas por la propia mujer y no por los demás.

Para la mayoría de las pacientes masectomizadas, la reconstrucción de mama supone una mejoría absoluta de imagen y calidad de vida. Proporciona además, el equilibrio psicológico que en múltiples ocasiones se había perdido, ayudando a olvidar y superar la enfermedad.

 

Category(s): Sin categoría

31 Responses to Reconstrucción mamaria

  1. Me gustaría que hicieses algún artículo referente a la reposición de ganglios en las axilas después de un vaciamiento total ganglionar. Parece ser que esta técnica se está aplicando en Sevilla a través de las seguridad social. Creo que sería un artículo muy esperanzador para aquellas mujeres que hemos sufrido cáncer de mama y debido al vaciado total de ganglios corremos el riesgo de tener un linfedema aunque sólo se pueda aplicar en mujeres con linfedemas leves o que aún no lo tengan.
    Muchas gracias Miguel.

One Response in another blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

 

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>