Mastopexia o elevación de mamas

Mastopexia es el procedimiento quirúrgico a través del cual se puede elevar y corregir la forma de las mamas caídas. Con los años, la piel va perdiendo elasticidad, además, los embarazos, dar de mamar y algunas pérdidas de peso van provocando que el pecho caiga. Este fenómeno se conoce como ptosis mamaria.

 

ANTES DE LA CIRUGÍA. Antes de someterse a una mastopexia, la paciente debe hablar con su cirujano para, entre ambos, elegir la mejor opción que proporcionará el mejor resultado. Un buen cirujano plástico le explicará las posibilidades que esta operación ofrece de forma realista, así como los riesgos y garantías de la misma.

Si es fumadora, se está medicando o tiene pensado volver a quedarse embarazada, es conveniente que lo ponga en conocimiento del especialista que practicará la cirugía.

 

 

PROCEDIMIENTO. La mastopexia se lleva a cabo en quirófano, en una clínica u hospital donde será preciso el ingreso. Se realiza bajo anestesia general y normalmente el alta se recibe al día siguiente de la operación. La intervención dura entre una y cuatro horas y consiste en unas incisiones que eliminarán una parte de la piel y que permitirán colocar el pezón y areola en una posición más elevada. En algunos casos puede reducirse la areola o bien colocar una prótesis si la mama tiene poco volumen.

La sutura queda en forma de T invertida: alrededor de la areola y en una línea vertical hacia abajo que se bifurca bajo el surco de la mama.

 

POSTOPERATORIO. Tras este tipo de intervención, la paciente puede hacer vida normal a las 24-48 horas. Aunque puede haber molestias durante un par de semanas. El vendaje que se coloca tras la operación será retirado en unos días y en su lugar se colocará un sujetador especial indicado por el cirujano. Es normal notar una disminución en la sensibilidad de los pezones y una ligera sensación de ardor en los mismos. Los puntos se retiran entre los 7 y 14 días siguientes y será importante que siga los consejos de su cirujano acerca de qué tipo de ejercicios físicos puede realizar.

 

RIESGOS. Esta técnica, cuando es realizada por un cirujano plástico debidamente cualificado es muy segura. Las posibles complicaciones son las existentes en cualquier tipo de operación. Algunas pacientes pueden llegar a experimentar una disminución parcial y, en ocasiones total, de la sensibilidad del pezón.

 

CICATRICES. La paciente tiene que saber que las cicatrices que deja una mastopexia son visibles y son permanentes. Aunque se pueden esconder bajo el sujetador o bikini y un buen cirujano hará que se noten lo menos posible. Los problemas de cicatrización son más acusados en pacientes fumadoras. Al principio es normal que luzcan rosadas, pero el aspecto mejorará continuamente desde las seis semanas. Esta operación no impide que la paciente pueda seguir realizando sus controles mamográficos con normalidad.

 

RESULTADOS. Aunque tras la mastopexia las cicatrices son permanentes, el resultado suele ser satisfactorio, y con el tiempo irán notándose menos. Los efectos de esta intervención son duraderos pero no definitivos, ya que dependen de factores como la edad, variaciones de peso o nuevos embarazos. En el caso de mamas más pequeñas en las que se han colocado prótesis, el efecto suele ser más duradero.

 

En el siguiente video, el Doctor Miguel de la Cruz explica de manera ilustrativa, cómo se lleva a cabo una mastopexia y qué tipo de cicatrices quedan.

<iframe width=”420″ height=”315″ src=”http://www.youtube.com/embed/KVWpUcu9KVM” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

Category(s): Sin categoría

130 Responses to Mastopexia o elevación de mamas

  1. Great! Thanks for the share!

2 Responses in other blogs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

 

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>